Pepe Cerdá

“Cuando niño, veía a mi padre extender la pintura sobre el papel y el tiempo se detenía. Lo único que estaba ocurriendo en el mundo era aquello. Era magia. Sólo los mayores estaban ungidos en aquel don. Luego, cuando uniformaron los criterios, cuando escolar, me enseñaron a ser “idéntico” a los otros (es decir: a tener “identidad”) y descubrí, desilusionado, que aquel “don” de extender pintura no era inherente a los mayores. 

En realidad los mayores que se entretenían extendiendo pintura no eran, exactamente adultos.”

Formado en el taller de su padre, (pintor publicitario) destacó pronto dentro del ambiente artístico español. Logró el primer premio de dibujo en el Certamen Nacional Juvenil de Artes Plásticas en 1982 y el primero de pintura en 1987. Al año siguiente fue seleccionado para la muestra de Arte Joven que se expuso en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1988 es pensionado por dos años en la Casa de Velázquez  en Madrid. La estancia en esta institución gala le permite familiarizarse con la cultura francesa, así como intercambiar criterios y experiencias con artistas de otro país. En 1990 decide instalarse en París, ciudad en la que reside más de una década. Su primera exposición individual en Francia tiene lugar en la Galería Catherine Fletcher de París en 1993.  Así mismo, expone regularmente en Basilea (en la Galerie Graff & Schelble) y en Utrecht (en la Galerie Quintessens). Hasta la fecha ha realizado sesenta y siete exposiciones individuales y más un centenar de colectivas. De las realizadas en España cabe destacar la muestra “Pinturas de Historia” celebrada en el madrileño Círculo de Bellas Artes en Enero de 2002, la titulada “El oficio de pintar” celebrada en la Lonja de Zaragoza en octubre de 2009 y la antológica “Aún es siempre” en las salas del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza en el 2017.

Obras relacionadas

Mirillas

MIRILLA ÁRBOL ROJO

AUT01400009
95,00 €
Obra de Pepe Cerdá. Tamaño de 95 cm. de diámetro.